Coalición TGC | Efesios 1:3-14 | 0 | 301
Calificar

¡Estoy tan agradecido de estar entre los elegidos! - Efesios 1:3-14

Estudio Biblico


Sospecho que muchos de nosotros hemos jugado el juego en el que una persona dice una palabra y todos los demás responden con lo primero que se les viene a la mente sin pausar para reflexionar.

Entonces, sin pensarlo, ¿qué les viene a la mente cuando les digo «Elección»?. Escribo esto unos cuarenta días antes de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos, así que si eres estadounidense, sospecho que el referente mental evocado instantáneamente por la palabra «elección» es la consiguiente elección estadounidense que tendrá lugar este año (2020). Por supuesto, si las personas que jugaron el juego fueran un pequeño grupo de estudiantes de teología que acababan de escuchar una hora de clase sobre Romanos 9, las expectativas bien podrían haber cambiado de tal manera que lo que vendría a la mente estaría en la esfera teológica, no en la política. Para garantizar el predominio de la esfera teológica en nuestro pequeño juego, podríamos reemplazar «elección» con «predestinación», ya que la primera parece ser un subconjunto de la segunda y la última, por lo regular, no evoca el mundo de la política (aunque ¡sin duda debería!). Entonces, ¿qué viene a la mente cuando se introduce «elección» o «predestinación» en nuestro pequeño juego, con el juego delimitado en una esfera teológica? ¿Qué asociaciones de palabras evocan estas palabras? ¿Teología reformada? ¿Soberanía divina? ¿Discusión teológica? ¿Dort? ¿Confesión de Westminster? ¿Determinismo? ¿Misterio? ¿Presciencia? ¿Compatibilidad? ¿El punto de vista distintivo de Barth de la elección? ¿Libre albedrío? ¿Gracia? ¿La bondad de Dios?

¿Qué hay de la gratitud?

Olvídate del juego. Piensa en todas las ocasiones en las que has meditado o estudiado sobre la elección o que la has discutido con otros: ¿fue la gratitud la respuesta abrumadora de tu corazón y tu mente? Ni por un momento debemos pensar que todas las demás asociaciones son inapropiadas. Es correcto y bueno pensar largo y tendido sobre la elección y todos los temas que se asocian con ella por exégesis o por teología. Pero ¿por qué la gratitud se incluye tan raramente entre ellos?

Me sentí impulsado a meditar sobre esta pregunta hace poco cuando estaba trabajando en la gran oración de acción de gracias de Pablo (Ef 1:3-14). Pablo empieza diciendo: «Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo» (Ef 1:3). En los siguientes versículos, el apóstol desarrolla el tipo de cosas que tiene en mente cuando declara que alaba a Dios por «toda bendición espiritual… en Cristo». Lo primero que menciona es la elección: «Porque Dios nos escogió en Cristo antes de la fundación del mundo, para que fuéramos santos y sin mancha delante de Él. En amor nos predestinó para adopción como hijos para sí mediante Jesucristo, conforme a la buena intención de Su voluntad» (Ef 1:4-5).

Podríamos reflexionar útilmente sobre los modificadores. Por ejemplo, fuimos escogidos «en Cristo»; fuimos predestinados para ser adoptados como hijos «mediante Jesucristo». ¿Qué significa ser bendecido «en los lugares celestiales en Cristo»? Es apropiado reflexionar en la meta de la elección, específicamente, «que fuéramos santos y sin mancha delante de Él» (Ef 1:4). Pero lo que no se puede pasar por alto es que Pablo ofrece alabanzas con acción de gracias a Dios por estar entre los elegidos. Este tema es tan importante para Pablo que vuelve a él más adelante, usando palabras un tanto diferentes: «En Él hemos obtenido herencia, habiendo sido predestinados según el propósito de Aquel que obra todas las cosas conforme al consejo de Su voluntad, a fin de que nosotros, que fuimos los primeros en esperar en Cristo, seamos para alabanza de Su gloria» (Ef 1:11-12). Pablo casi rebosa de gratitud al dejar fluir su oración.

Aquellos de nosotros que entendemos que la elección con frecuencia es presentada en la Biblia como incondicional, entendemos que una de las funciones propias de la elección es infundir gratitud. Nos encanta cantar:

«Busqué al Señor y después supe que

Él movió mi corazón a buscarlo, al buscarme a mí.

No fui yo quien halló, oh Salvador verdadero;

No, fui encontrado por ti».

Luego, evocando la escena de Pedro caminando (¡o no!) sobre el agua:

«Tú extendiste tu mano y tomaste las mías.

Caminé y no me hundí, en el mar barrido por la tormenta.

No fue tanto que yo me aferré a ti

como Tú, amado Señor, a mí».

En algún nivel u otro, sabemos estas cosas. Sin embargo, sospecho que no fueron pocos los lectores de este editorial que se sorprendieron al ver el título por primera vez. Murmuraste: «Sin duda deberíamos estar agradecidos de estar entre los elegidos, pero decirlo así suena a arrogancia y está en peligro de todas las caricaturas más feas del calvinismo. ¿No debería atenuarse un poco el lenguaje?».

Después me encontré con una hermosa expresión de gratitud por la elección en la vida de una joven viuda cristiana. La llamaremos Raquel, y a su difunto esposo, pastor fiel y eficaz, lo llamaremos Roberto. Roberto murió de una enfermedad que asoló su cuerpo y su mente. Tengo el permiso de Raquel para compartir con ustedes partes de su carta. Se han alterado dos o tres detalles para enmascarar su identidad, pero las palabras son todas suyas, editadas muy ligeramente para garantizar la coherencia. En este punto de su carta, ella habla de cantar con sus hijos las canciones que se transmiten en vivo desde su iglesia:

«Estas canciones me conmueven, especialmente The Perfect Wisdom of Our God (La sabiduría perfecta de nuestro Dios). La elegí para el funeral de Roberto por lo que dice el último verso:

“Cada hebra de dolor tiene un lugar

Dentro de este tapiz de gracia.

Entonces, a través de las pruebas, elijo decir:

‘Tu voluntad perfecta a tu manera perfecta’”.

A medida que Roberto iba perdiendo su salud y su mente, tenía alrededor de cinco grandes razones por las que esto no parecía ni remotamente perfecto. Recuerdo haberle dicho al copastor de Roberto que me estaba ahogando con las palabras. Pero en mi punto más bajo, de mala gana y malhumorada, elegí cantarlas. Lo importante no era si estaba o no de mal humor. Lo significativo fue que en realidad las canté, declarando mi fe en Dios y en su orquestación, mi fe en Él…

En términos de «bondad moral» (si existe tal cosa), creo que soy bastante promedio. Tal vez estoy siendo generosa conmigo misma: soy propensa a ser demasiado despreocupada y egoísta, dada a los extremos y a la autocomplacencia. Pero a menudo soy capaz de mostrar compromiso, amabilidad e integridad. Así que sí, promedio, de verdad, para ser franca.

Pero siento que he sido marcada. ¡Estoy marcada! Estoy convencida de que lo que me distingue es dónde elijo poner mi fe.

¡Eso es todo!

Creo que he sido bendecida de manera constante e inmerecida, sustentada y provista de forma desproporcionada, me encuentro inesperadamente rodeada de gozo, paz, esperanza, amor, personas maravillosas y niños edificantes. Mi vida ha sido rescatada y redimida una y otra vez a pesar de mis incesantes fallas y defectos. Tengo un sentido genuino de “¿Por qué yo?” en el buen sentido.

“Tu voluntad perfecta a tu manera perfecta”: Yo sé dónde poner mi fe. Ese es mi privilegio. Ese es el regalo que me han dado. Me he visto deambular, desviarme y equivocarme tanto de manera trivial como profunda, pero al final siempre vuelvo al lugar correcto, a la persona correcta, a la única persona. Hermano, Amigo, Redentor, Libertador, Rey, Señor, Esposo, Padre, Salvador, Creador. He podido confiar en Dios con mis “hebras de dolor”. Estoy bajo sus alas y siempre lo estaré.

¡Eso es todo!

En cierto modo, es tan injusto que pueda reconocer a Jesús por quién Él es cuando tantas otras personas a las que respeto y amo no parecen querer o no poder hacerlo. Escucho su voz y sé que es el Buen Pastor. Para mí, es obvio. La fe es un don, pero es un don gratuito y no hay exámenes que aprobar ni evaluaciones de moralidad.

Nuestras “hebras de dolor” tienen solo un milímetro de largo en la cuerda que desaparece en el horizonte donde Roberto invirtió su vida. Enseñó, vivió y murió esta “sabiduría perfecta”».

Gracias, Raquel.

TE PUEDE INTERESAR

Las bendiciones que el Padre nos dió en Jesucristo Efesios 1:1-10 Manuel Celemin

Pablo empieza su carta a los efesios con una declaración fascinante: El Padre nos bendijo con toda bendición espiritual en CristoCualquiera pudiera pensar en: la bendición del carro, la casa, la beca, etc, pero el Apóstol Pablo nos lleva más allá y nos aclara las bendiciones que YA RECIBIMOS:Miremos por lo menos las siguientes cinco:1. Nos dió la bendición de haber sido escogidos por Dios antes de que el mundo fuera creado.2. Nos dió la bendición de ser adoptados sus hijos por amor.3. Nos d...
Ver Mas

La garantía de nuestra herencia Efesios 1:13-14 Manuel Celemin

En algún momento de nuestras vidas alguien nos ha  hablado de la Palabra de Verdad, el evangelio de la salvación a través de Jesucristo, las buenas noticias que muestra la gracia de Dios, el hermoso regalo del perdón de nuestros pecados. La respuesta de las personas es diferente, algunos deciden creer, otros no. Si tu decidiste creer, en ese mismo instante fuiste sellado con el Espíritu Santo. El Padre decidió darnos la promesa del Espíritu Santo como "las arras" o  garantía ...
Ver Mas

Comentario Efesios 1 Efesios 1:1-23 Comentario de Matthew Henry

1:1,2. Todos los cristianos deben ser santos; si no están bajo ese carácter en la tierra, nunca serán santos en la gloria. Esos no son los santos, que no son fieles creyentes en Cristo, y fiel a la profesión que realice de relación con su Señor. Por la gracia, entender el amor gratuito e inmerecido y el favor de Dios, y esas gracias del Espíritu que provienen de ella; por la paz, todas las demás bendiciones espirituales y temporales, los frutos de la primera. No hay paz sin gracia. No hay paz, n...
Ver Mas

El valor del discernimiento Proverbios 2:1-11 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

Si usted hiciera una lista de las cosas que más quiere en la vida, ¿sería un espíritu de discernimiento una de ellas? El Señor da un gran valor a este atributo, y quiere que todos lo tengamos. Si no lo tenemos, tomaremos decisiones equivocadas. El discernimiento es la capacidad de darse cuenta de lo que no es obvio o evidente. Por ejemplo, ¿puede usted señalar la diferencia entre legalismo y libertad? Dios nos llama a vivir de acuerdo con nuestras convicciones personales, pero no todas ellas son...
Ver Mas

Comentario Proverbios 2:1-9 Promesas para los que buscan sabiduría. Proverbios 2:1-9 Comentario de Matthew Henry

Vv. 1—9. Quienes buscan fervorosamente la sabiduría celestial nunca se quejarán de haber perdido su esfuerzo; la libertad del don no elimina la necesidad de nuestra diligencia, Juan vi, 27. —Buscad y hallaréis; pedid y se os dará. Obsérvese a los que así son favorecidos. Ellos son los justos, en quienes es renovada la imagen de Dios que consiste en justicia. Si dependemos de Dios y vamos en pos de la sabiduría, Él nos capacitará para guardar las sendas del juicio.
Ver Mas

12 características únicas del cristianismo. Efesios 1:3-0 Coalición TGC

 TIM KELLEREstas son doce características únicas que ofrece el cristianismo y que otras cosmovisiones, filosofías y religiones no poseen. ¡Que lo disfrutes!1. El cristianismo ofrece un contentamiento y un gozo que no están basados en las circunstancias cambiantes. Nuestras dificultades se convertirán en algo bueno (Ro 8:28), lo bueno no nos lo pueden quitar (Ef 1:3) y lo mejor está por llegar (1 Jn 3:1-3).2. El cristianismo ofrece de forma única una identidad que no depende de los logros y ...
Ver Mas

Comentario Efesios 1:1-8. Saludos y una relación de las bendiciones salvadoras, y adquiridas Efesios 1:1-8 Comentario de Matthew Henry

Vv. 1, 2. Todos los cristianos deben ser santos; si no llegan a ese carácter en la tierra, nunca seránsantos en la gloria. Los que no son fieles no son santos, no creen en Cristo ni son veraces a laprofesión que hacen de su relación con su Señor. Por gracia entendemos el amor y el favor libre einmerecido de Dios, y las gracias del Espíritu que fluyen; por la paz, todas las demás bendicionestemporales y espirituales, fruto de lo anterior. No hay paz sin gracia. No hay paz ni gracia, sino deDios P...
Ver Mas

Comentario Efesios 1:9-14. Esto se aplica a los judíos creyentes y a los gentiles creyentes. Efesios 1:9-14 Comentario de Matthew Henry

Vv. 9—14. Las bendiciones fueron dadas a conocer a los creyentes cuando el Señor les muestrael misterio de su soberana voluntad, y el método de redención y salvación. Pero esto debiera haberestado por siempre oculto de nosotros, si Dios no las hubiera dado a conocer por su palabra escrita,la predicación de su evangelio, y su Espíritu de verdad. —Cristo unió en su persona los dos bandosen disputa, Dios y el hombre, y dio satisfacción por el mal que causó la separación. Obró por suEspíritu las gra...
Ver Mas

Bendecidos con toda bendición espiritual Efesios 1:3 Pas. Julian Alvarez

¿Qué es lo que quiere decir bendito? La palabra bendito puede significar: bienaventurado, dichoso, feliz. Y el día de hoy Dios le está diciendo que usted es una persona que ha sido bendecida. Ahora, está bendición habla de un tiempo. Aquí dice que él nos bendijo. Esto significa que usted amable lector no tiene por qué estar buscando la bendición, Dios ya le ha dado miles de bendiciones. En su interior hay un torrente de bendiciones espirituales deseando fluir y afecte positivamente la vida de ...
Ver Mas

Ser Dios es Ser Feliz Efesios 1:3 DESIRINGGOD

Cuando Pablo dice: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido”, usa la misma palabra dos veces: benditos ( Efesios 1:3 ). Sin embargo, un momento de reflexión muestra que Dios nos bendice de manera totalmente diferente a como nosotros bendecimos a Dios.Cuando Dios nos bendice, él toma la iniciativa, haciendo el tipo de actos poderosos que Pablo recita en los próximos doce versículos: elegirnos, redimirnos, perdonarnos, adoptarnos, sellarnos y colmarnos de grac...
Ver Mas

sellados con el Espíritu Santo, II Parte Efesios 1:14 Pas. Julian Alvarez

El segundo propósito del sello con el Espíritu Santo es propiedad. Ahora pertenecemos al Señor. Pablo en 2 Timoteo 2: 19: “Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo.” El Señor anuncia que somos suyos, le pertenecemos. Y nos pide que vivamos de acuerdo a como nos pide nuestro dueño. Él nos pide que nos apartemos de todo pecado y de toda iniquidad. Y aunque sigamos teniendo l...
Ver Mas

El amor en su dolor Efesios 1:13-14 DESIRINGGOD

Lo has vuelto a hacer. Tu conciencia comienza a mancharse. Aquí está: ese pecado que prometiste, oraste , nunca repetir. Sientes la necesidad desesperada de huir de ti mismo. Te preguntas, ¿Dios siente lo mismo?Has leído acerca de ese terreno pedregoso que produce nueva vida, pero al final se cae y muere ( Mateo 13:20–21 ). Tiemblas ante Demas, quien, “enamorado de este mundo presente”, abandonó a Pablo para su aparente perdición ( 2 Timoteo 4:10 ). Tienes miedo, después de toda tu lucha, de fin...
Ver Mas

Lo que entendí mal sobre el crecimiento espiritual Efesios 1:1-23 Coalición TGC

SUSAN ALEXANDER YATESUna noche de verano, cuando tenía diecinueve años, una conversación cambió mi vida.Acababa de terminar mi segundo año en la universidad. Tres de mis mejores amigos y yo estábamos a bordo de un barco de estudiantes que se dirigía a Europa para una gran aventura. Empecé a charlar con un compañero de viaje que me dijo que era cristiano y me preguntó si yo lo era. Le contesté: «Creo que lo soy. Espero serlo». Así comenzó una larga conversación en la que me explicó el evangelio.S...
Ver Mas

El discernimiento Espiritual Proverbios 2:1-7 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

En algún momento, todos nos hemos sentido confundidos, indecisos o desorientados. Podemos vivir victoriosa y confiadamente solo cuando tenemos la capacidad de ver la vida desde la perspectiva de Dios. Necesitamos su ayuda para poder distinguir entre el bien y el mal, lo bueno y lo mejor, y la verdad y la mentira.Cada día tomamos decisiones, algunas triviales y otras importantes. El Señor no quiere que nos formemos juicios basándonos en simples apariencias o en el limitado razonamiento humano. Di...
Ver Mas

Dios tiene el control de nuestra salvación . Nos escogió en él antes de la fundación del mundo. Efesios 1:3-14 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

La soberanía de Dios se extiende sobre todas las cosas. Él es Omnisciente (lo sabe todo), por lo que nada está oculto a su vista. Y dado que Él es Omnipotente (Todopoderoso), ningún plan suyo puede ser frustrado. Todo en los reinos natural y espiritual, incluida nuestra salvación, está bajo su control absoluto.   Como el pecado ha oscurecido las mentes y endurecido los corazones, el hombre está excluido de la vida de Dios (Ef 4.17, 18). Por lo tanto, no podemos tomar el crédito por nuestr...
Ver Mas

La verdad puede hacerle libre Efesios 1:3-6 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

Todos probablemente hemos disfrutado de momentos en los que fuimos elegidos para recibir algún honor o una tarea que consideramos especial. Sin embargo, esos momentos nos recuerdan el gozo que tenemos por saber que pertenecemos al Señor Jesús para siempre.¡Qué sublime es saber que Dios nos eligió para ser parte de su familia, aun antes de la fundación del mundo! Esta elección, que significa que fuimos elegidos divinamente para ser conformados a la semejanza de Cristo, nos da seguridad y define n...
Ver Mas

Somos propiedad de Dios. Efesios 1:1-14 Pas. Julian Alvarez

¿tú puedes creer que el Señor ya estaba presente en esos momentos que marcaron tu vida para bien o para mal? El Salmo 139: 13-16: TLA “Dios mío, tú fuiste quien me formó cada parte de mi cuerpo. SOY UNA CREACION MARAVILLOSA, y por eso te doy gracias. Todo lo que haces es maravilloso, ¡de eso estoy bien seguro!  Tú viste cuando mi cuerpo estaba en gestación; ¡TODOS MIS DIAS SE ESTABAN DISEÑANDO, AUNQUE NO EXISTÍAN UNO SOLO DE ELLOS!”.Ya desde allí el señor nos miro y nos amó. el Se...
Ver Mas

Dios tiene el control Efesios 1:3-14 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

Efesios 1.3-14   Debido a que Dios es omnipotente, omnisciente y omnipresente, todo, tanto en el ámbito natural como en el espiritual, está bajo su control absoluto. Eso incluye nuestra salvación. No importa cuántas veces hayamos tratado de alejarnos del Señor, Él continúa buscándonos con su gracia y soberanía.   El Señor ha hecho un llamado universal invitando a toda la humanidad a venir a Él. La Biblia dice que no es su voluntad que nadie perezca, ni se complace en la muerte de l...
Ver Mas

PASAJE BIBLICO

Efesios 1
1:3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,

1:4 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,

1:5 en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,

1:6 para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,

1:7 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia,

1:8 que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia,

1:9 dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en si mismo,

1:10 de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra.

1:11 En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad,

1:12 a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo.

1:13 En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,

1:14 que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.

SIGUENOS EN REDES SOCIALES