Coalición TGC | Mateo 24:36-0 | 0 | 90
Calificar

¿Es la guerra en Ucrania una señal del fin de los tiempos? - Mateo 24:36-0

Estudio Biblico


JOSÉ MERCADO


La guerra actual entre Rusia y Ucrania es noticia global y muchos creyentes pueden preguntarse: ¿es este conflicto una de las señales del fin de los tiempos?

La respuesta breve es: sí y no. Esto depende de los diferentes aspectos de la escatología (el estudio de los últimos tiempos) y los entendimientos teológicos que un creyente abrace. Desde mi perspectiva, muchos creyentes usan rápidamente cualquier período de guerra para aplicar la descripción que Jesús hace en Mateo 24 sobre el tiempo de su venida, para llegar a conclusiones sobre el inminente fin basado en un conflicto bélico entre naciones.

Mi propósito en este artículo es ayudar a evaluar objetivamente estos sucesos, cuando escuchamos y vemos tiempos de guerra, de acuerdo con una cosmovisión bíblica. Asimismo, debemos dejar a un lado los comentarios alarmistas que presentan argumentos irracionales que no son sustentados por las Escrituras.

No nos concierne predecir el final
En primer lugar, debemos tener cuidado con el hecho de que muchas veces somos tentados a consultar oráculos. Tenemos el ejemplo de Saúl, quien fue tentado y falló en 1 Samuel 28. En nuestros días, muchos caen en esta tentación. Desean saber con precisión el futuro, dejando a un lado lo que Dios ha revelado claramente en las Escrituras.

Al caer en esta tentación, terminamos cometiendo afrenta contra Dios porque escogemos poner nuestra confianza en nuestra capacidad de buscar información sobre el futuro, en lugar de confiar en que Dios nos cuidará a pesar de la incertidumbre.

En consecuencia, muchos creyentes fragmentan un texto que está claramente explicado en las Escrituras, tratando de predecir algo que no nos corresponde predecir: «Pero de aquel día y hora nadie sabe, ni siquiera los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino solo el Padre» (Mt 24:36).

¿Podemos definir tiempos finales?
Sin embargo, sí podemos definir si estamos en los tiempos finales. La razón por la que mi respuesta a la pregunta de este artículo es afirmativa, es porque si definimos bíblicamente los tiempos finales tomando en cuenta el periodo desde Pentecostés hasta la segunda venida de Jesucristo, concluimos que todo acto que muestra la realidad de la necesidad de redención, revela el fin de los tiempos. El autor de Hebreos explica:

Dios, habiendo hablado hace mucho tiempo, en muchas ocasiones y de muchas maneras a los padres por los profetas, en estos últimos días nos ha hablado por Su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas, por medio de quien hizo también el universo (Heb. 1:1-2, énfasis añadido).

En estos últimos días, Dios nos habla por medio de Cristo. Sin lugar a dudas, este texto muestra la realidad de que vivimos en los tiempos finales. Por esta razón, estoy convencido que la guerra en Ucrania nos recuerda que vivimos en el tiempo en donde el reino ya está establecido en este mundo, pero todavía no está consumado.

Sin embargo, al mismo tiempo, decimos que el conflicto en Ucrania no necesariamente nos revela el fin de los tiempos inminente, hablando específicamente del día y la hora que será la gloriosa segunda venida (1 Ts 4:13-17).

Entendiendo el género apocalíptico
Algo de suma importancia cuando observamos los textos de contenido apocalíptico, y que nos da a entender el diseño de Dios para ellos, es reconocer que este género literario está lleno de simbolismos que dificultan establecer tiempos y eventos con total certeza. La razón para esto es que este género está diseñado para animar a los creyentes en medio de la persecución, no para determinar cuándo se cumplirá el fin.

Por ejemplo, Apocalipsis está escrito para recordar a los creyentes que están sufriendo los efectos devastadores de una persecución malvada y diabólica, que Cristo está en su trono y estos eventos son pasajeros. Apocalipsis nos recuerda que Jesús traerá juicio a todo aquel que sea maligno y derrame sangre de inocentes.

Esto nos lleva a la verdad de que, en cierto sentido, los creyentes tienen diferentes realidades frente a ellos. Para los creyentes en países en guerra, parece que se aproximan más a la situación descrita en Apocalipsis 19, mientras el cumplimiento de Apocalipsis 20 y 21 es visto como una realidad lejana. En contraste, los creyentes que viven en un suburbio pacífico, en una ciudad afluente o campo paradisíaco, pueden sentir que ya viven en el paraíso. 

Consuelo para los ucranianos
Lo glorioso de todo esto, es que los textos que muchas veces son citados para decir que el final está cerca, son los mismos que deben traer consuelo a nuestros hermanos en Ucrania y a cualquier lugar donde haya sufrimiento.

Jesús está en este momento en Su trono y Él mismo traerá venganza sobre todo aquel que obre con injusticia en la vida de inocentes, y en especial en su pueblo. La iglesia en Ucrania está en la mano de un Señor bondadoso que defiende a los suyos; lo que tenemos que entender es que en ocasiones esta defensa vendrá en el día del juicio ante el tribunal del reino de los cielos.

El anhelo de todo redimido
En conclusión, al escuchar rumores de guerra, nuestro impulso no debe ser correr a ver nuestros calendarios y calculadoras para tratar de predecir cuánto falta para el fin. Al mismo tiempo, debemos estar dispuestos a entender que la segunda venida de Jesucristo puede ser en cualquier momento, y que vivimos con esa verdad latente.

Desde que Jesús obtuvo en la cruz la victoria definitiva contra el pecado, contra los dioses que nos esclavizaban, contra Satanás y la muerte, su reino está definitivamente establecido en este mundo. Ahora esperamos la consumación y clamamos por su segunda venida, por la restauración final (Ro 8:20). Nuestra esperanza está en el día en que el Rey vendrá y reinará, cuando su reino será en la tierra así como es en los cielos.

TE PUEDE INTERESAR

El valor del discernimiento Proverbios 2:1-11 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

Si usted hiciera una lista de las cosas que más quiere en la vida, ¿sería un espíritu de discernimiento una de ellas? El Señor da un gran valor a este atributo, y quiere que todos lo tengamos. Si no lo tenemos, tomaremos decisiones equivocadas. El discernimiento es la capacidad de darse cuenta de lo que no es obvio o evidente. Por ejemplo, ¿puede usted señalar la diferencia entre legalismo y libertad? Dios nos llama a vivir de acuerdo con nuestras convicciones personales, pero no todas ellas son...
Ver Mas

Comentario Proverbios 2:1-9 Promesas para los que buscan sabiduría. Proverbios 2:1-9 Comentario de Matthew Henry

Vv. 1—9. Quienes buscan fervorosamente la sabiduría celestial nunca se quejarán de haber perdido su esfuerzo; la libertad del don no elimina la necesidad de nuestra diligencia, Juan vi, 27. —Buscad y hallaréis; pedid y se os dará. Obsérvese a los que así son favorecidos. Ellos son los justos, en quienes es renovada la imagen de Dios que consiste en justicia. Si dependemos de Dios y vamos en pos de la sabiduría, Él nos capacitará para guardar las sendas del juicio.
Ver Mas

EL REGRESO DEL SEÑOR JESUCRISTO ESTÁ CERCA Mateo 24:1-41 Manuel Celemin

Este año 2020 ha sido muy particular. Se han unido muchos sucesos importantes, que nos han servido como recordatorio de las Palabras del Señor Jesucristo de las señales que antecederían su segunda venida.En Enero la muerte del general iraní Qasem Soleimani a manos de USA despertó rumores de una posible guerra En febrero el fuego consumió mas de la quinta parte de AustraliaInundaciones en indonesia con efectos catastróficos se vieron en los primeros meses del añoLa aparición del coronavirus ...
Ver Mas

El discernimiento Espiritual Proverbios 2:1-7 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

En algún momento, todos nos hemos sentido confundidos, indecisos o desorientados. Podemos vivir victoriosa y confiadamente solo cuando tenemos la capacidad de ver la vida desde la perspectiva de Dios. Necesitamos su ayuda para poder distinguir entre el bien y el mal, lo bueno y lo mejor, y la verdad y la mentira.Cada día tomamos decisiones, algunas triviales y otras importantes. El Señor no quiere que nos formemos juicios basándonos en simples apariencias o en el limitado razonamiento humano. Di...
Ver Mas

No tengas miedo de decir “no sé” Mateo 24:34-36 Coalición TGC

Hay un frase popular que se utiliza para hacer preguntas a los apasionados por el intelecto (ehm, nerds): «¡Oye: tú que todo lo sabes y lo que no, lo inventas. ¿Por qué…». Más de una vez alguien se ha acercado a mí con esas palabras para tratar de resolver una inquietud. Debo admitir que ser identificada como alguien que sabe me hace sentir bien. Soy parte de la gente «culta». Soy curiosa. Leo. Entiendo.Aunque lo más probable es que la frase no signifique mucho más que un «Hey, ¿qué piensas de e...
Ver Mas

Comentario Mateo 24:29-41. Cristo anuncia otras señales y desgracias del fin del mundo. Mateo 24:29-41 Comentario de Matthew Henry

Vv. 29—41. Cristo predice su segunda venida. Es habitual que los profetas hablen de cosascercanas y a la mano para expresar la grandeza y certidumbre de ellas. En cuanto a la segundavenida de Cristo, se anuncia que habrá un gran cambio para hacer nuevas todas las cosas. Entoncesverán al Hijo del hombre que viene en la nubes. En su primera venida fue puesto como señal quesería contradicha, pero en su segunda venida, una señal que debe ser admirada. —Tarde o temprano,todos los pecadores se lamenta...
Ver Mas

¿Enseña Mateo 24:36 que Jesús ignora cuándo volverá? Mateo 24:36 Coalición TGC

Dios lo sabe todo (1 Jn 3:20). Dios se conoce a Sí mismo y todas las cosas de manera exhaustiva, eterna e inmutable. Él conoce Sus propias perfecciones, planes, acciones y metas (Sal 147: 5; Is 46:10; Hch 15:18). Él conoce a los miles de millones de ángeles en luz (Dn 7:10), cada rincón del infierno (Pr 15:11), todos nuestros pecados (Sal 69:5), cada pensamiento oculto (Sal 139:2), cada onza de nuestro sufrimiento (Sal 56:8). Demuestra Su deidad al saber de manera infalible el pasado, el present...
Ver Mas

PASAJE BIBLICO

Mateo 24
24:36 Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.

SIGUENOS EN REDES SOCIALES