CRIANDO EN EL TEMOR DE DIOS | Job 3:22-26 | 0 | 63
Calificar

Con los pies en el suelo y la mente en el cielo. - Job 3:22-26

Estudio Biblico



Vivir pensando en la eternidad en nuestro peregrinaje en esta tierra, es sabio.
 
Tener presente que todo lo que hoy tenemos y vivimos es temporal, en esto se incluyen los momentos felices y los difíciles ,  eso amplia nuestra perspectiva y nos ayuda a priorizar nuestras disciplinas espirituales, y los asuntos importantes para Dios, empiezan a ser importantes para nosotros, por mencionar algunos tenemos : una vida de adoración  e integridad, una crianza piadosa y respetuosa, la ética para el trabajo, el servicio dentro y fuera del templo, la comunión con los hermanos en la fe y la extensión del evangelio,  encabezan la lista, mientras que  la riqueza, la fama, la salud y el poder, pasan a un segundo plano.

La gracia de Dios nos enseña que en los mejores momentos de la vida, debemos estar preparados para morir y en medio de los sufrimientos mas grandes estar preparados para vivir y resurgir, nuestra mente finita jamás podría haberlo imaginado, solo conociéndole por medio de su palabra podemos aceptar la voluntad de Dios gustosos y con corazón humilde. Al estudiar el libro de Job, podemos encontrar que empieza a perder el gusto de vivir a causa de todas sus tristezas y anhelando la muerte como forma de huida, todo esto crea una barrera para entender el propósito de Dios, y era difícil reconocer que la tierra esta llena de la bondad de Dios, aunque este repleta de la maldad del hombre.

 Job 3:22 -26 ¡Qué bendito alivio reciben al fin al morir! 23 ¿Por qué dejar que nazca un hombre si Dios lo ha de encerrar en una vida de incertidumbre y frustración? 24 Los suspiros no me dejan comer; mis gemidos se derraman como agua. 25 Lo que siempre temí me ha sobrevenido. 26 No encuentro paz ni sosiego; no hallo reposo, sino sólo agitación».

Mientras estemos en la tierra, debemos perseverar en nuestro pensamiento en la eternidad, para que el pecado y los problemas no nos desconcentren de lo que Dios tiene preparado para los que le amamos.  No es necesario morir para encontrar reposo, confiar en Jesús y obedecerlo nos produce descanso, así en el mundo tengamos aflicción.  1 Corintios 2:9 Pero, así está escrito: «Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado y nadie ha imaginado lo que Dios tiene preparado para aquellos que lo aman».

Desear morir solo para estar libres de los problemas de esta vida tiene sabor a corrupción, pero desear morir por causa de Cristo, anunciándole y sirviéndole es la evidencia de la gracia. 


Alcanzada por su gracia
Sharon Sáenz.




TE PUEDE INTERESAR

El pavor agota tu fuerza Job 3:24-26 JOYCE MEYER

Job 3:24–26¿Cuántas veces ha dicho algo como esto: "Oh, me da miedo tener que trabajar en el jardín este fin de semana" o "Realmente me da miedo la reunión del viernes por la tarde con mi jefe"? La mayoría de nosotros hemos hecho comentarios como estos cuando sabemos que debemos hacer algo que no disfrutamos. Lo que realmente queremos decir es que no esperamos la tarea que tenemos por delante y preferimos no hacerla. Pero cuando tememos cosas, nos agotamos de fuerza, quizás sin darnos cuenta de ...
Ver Mas

El pavor agota tu fuerza Job 3:24-26 JOYCE MEYER

Job 3:24-26¿Cuántas veces ha dicho algo como esto: "Oh, me da miedo tener que trabajar en el jardín este fin de semana" o "Realmente me da miedo la reunión del viernes por la tarde con mi jefe"? La mayoría de nosotros hemos hecho comentarios como estos cuando sabemos que debemos hacer algo que no disfrutamos. Lo que realmente queremos decir es que no esperamos la tarea que tenemos por delante y preferimos no hacerla. Pero cuando tememos cosas, nos agotamos de fuerza, quizás sin darnos cuenta de ...
Ver Mas

PASAJE BIBLICO

Job 3
3:22 Que se alegran sobremanera, Y se gozan cuando hallan el sepulcro?

3:23 ¿Por qué se da vida al hombre que no sabe por donde ha de ir, Y a quien Dios ha encerrado?

3:24 Pues antes que mi pan viene mi suspiro, Y mis gemidos corren como aguas.

3:25 Porque el temor que me espantaba me ha venido, Y me ha acontecido lo que yo temía.

3:26 No he tenido paz, no me aseguré, ni estuve reposado; No obstante, me vino turbación.

SIGUENOS EN REDES SOCIALES