Coalición TGC | Proverbios 14:3-0 | 0 | 72
Calificar

El pez por la boca muere: Calla cuando es tiempo de callar - Proverbios 14:3-0

Estudio Biblico



JOSÉ «PEPE» MENDOZA
En la boca del necio
hay una vara para su espalda,
Pero los labios de los sabios
los protegerán
(Pr 14:3)

La gente se jacta de decir «lo que le da la gana», como si eso fuera una virtud que debe ser alabada porque uno demuestra ser transparente y «sin filtro». Sin embargo, decir todo lo que me pasa por la mente no es sabio. Mucho menos sinónimo de honestidad. Por el contrario, dejar que la lengua hable sin control ni consideración es una necedad máxima condenada por toda la Biblia.

Las palabras que salen de tu boca están ligadas a la realidad de tu corazón. Uno puede esconder la necedad detrás de apariencias y hasta de silencios. Eso lo tiene bastante claro el maestro de sabiduría y por eso dice: «Aun el necio cuando calla, es tenido por sabio, cuando cierra los labios, por prudente» (Pr 17:28). Pero en la vida del necio esto es algo meramente teórico que realmente no sucede. Por el contrario, «El necio no se deleita en la prudencia, sino solo en revelar su corazón» (Pr 18:2).

Revelar por completo el corazón no es algo positivo porque el corazón humano, tal como lo decía Jeremías, es engañoso y sin remedio (Jr 17:9). De seguro hemos vivido esto en carne propia, o conocemos de alguien cercano o público que expuso su corazón sin frenos ni prudencia a través de un tuit que nunca debió enviar o a través de palabras que nunca debieron decirse en medio de una conversación. La necedad demostrada en una lengua despiadada y sin frenos es la demostración de una vida con las mismas características: «El sabio teme y se aparta del mal, pero el necio es arrogante y descuidado» (Pr 14:22).

Juntar la arrogancia (es decir, la altanería y la soberbia) con el descuido (es decir, la distracción de lo importante de la vida) es como juntar dos elementos explosivos que producen una detonación nuclear que destruye todo a su alrededor. Por eso el maestro de sabiduría advierte que «En la boca del necio hay una vara para su espalda» (Pr 14:3a). Conozco personas que no solo hacen daño a otros, sino que también se hacen muchísimo daño a sí mismas con sus palabras. Su supuesta «sinceridad» al expresarse no es más que la incapacidad absoluta para medir y controlar su corazón inmaduro y retorcido.

Es posible que hayamos condenado con justa razón al «bocón» que se «fue de boca» y causó múltiples heridas emocionales y espirituales con sus palabras a otras personas. Sin duda, las palabras son como «golpes de espada» que pueden producir daños profundos en el alma del que recibe esa andanada de palabras sin control ni freno (Pr 12:18). Sin embargo, las palabras sin control pronunciadas por un necio también pueden ser como un látigo para su propia espalda.

Un necio puede ser despedido por faltarle el respeto a sus autoridades, puede quedarse solo por proferir insultos despiadados contra su familia, puede perder el respeto de sus amigos porque no supo respetarlos con sus palabras. Las palabras siempre tienen un efecto bumerán: tarde o temprano se vuelven en contra nuestra.

Alejarnos de la necedad involucra también aprender a usar nuestras palabras para proteger a otros y para protegernos a nosotros mismos. Lo opuesto a la boca flageladora del necio son los labios protectores de los sabios (Pr 14:3). Podríamos excusarnos al decir que vivimos en un mundo repleto de palabras como espadas y que, por lo tanto, debemos defendernos de la misma manera para poder sobrevivir. Sin embargo, tenemos un ejemplo sublime en nuestro Salvador. No fueron despiadadas las palabras sabias de nuestro Señor Jesucristo, de quien el apóstol Pedro dice:

Porque para este propósito han sido llamados, pues también Cristo sufrió por ustedes, dejándoles ejemplo para que sigan Sus pasos, el cual no cometió pecado, ni engaño alguno se halló en Su boca; y quien cuando lo ultrajaban, no respondía ultrajando. Cuando padecía, no amenazaba, sino que se encomendaba a Aquel que juzga con justicia (1 P 2:21-23).

TE PUEDE INTERESAR

El valor del discernimiento Proverbios 2:1-11 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

Si usted hiciera una lista de las cosas que más quiere en la vida, ¿sería un espíritu de discernimiento una de ellas? El Señor da un gran valor a este atributo, y quiere que todos lo tengamos. Si no lo tenemos, tomaremos decisiones equivocadas. El discernimiento es la capacidad de darse cuenta de lo que no es obvio o evidente. Por ejemplo, ¿puede usted señalar la diferencia entre legalismo y libertad? Dios nos llama a vivir de acuerdo con nuestras convicciones personales, pero no todas ellas son...
Ver Mas

Comentario Proverbios 2:1-9 Promesas para los que buscan sabiduría. Proverbios 2:1-9 Comentario de Matthew Henry

Vv. 1—9. Quienes buscan fervorosamente la sabiduría celestial nunca se quejarán de haber perdido su esfuerzo; la libertad del don no elimina la necesidad de nuestra diligencia, Juan vi, 27. —Buscad y hallaréis; pedid y se os dará. Obsérvese a los que así son favorecidos. Ellos son los justos, en quienes es renovada la imagen de Dios que consiste en justicia. Si dependemos de Dios y vamos en pos de la sabiduría, Él nos capacitará para guardar las sendas del juicio.
Ver Mas

El pez por la boca muere: Calla cuando es tiempo de callar Proverbios 14:3 Coalición TGC

JOSÉ «PEPE» MENDOZAEn la boca del neciohay una vara para su espalda,Pero los labios de los sabioslos protegerán(Pr 14:3)La gente se jacta de decir «lo que le da la gana», como si eso fuera una virtud que debe ser alabada porque uno demuestra ser transparente y «sin filtro». Sin embargo, decir todo lo que me pasa por la mente no es sabio. Mucho menos sinónimo de honestidad. Por el contrario, dejar que la lengua hable sin control ni consideración es una necedad máxima condenada por toda la Biblia....
Ver Mas

ESTUDIO BIBLICO PROVERBIOS Proverbios 1:1-31:31 fabiana velazco


Ver Mas

Comentario Proverbios 14 Proverbios 14:1-35 Comentario de Matthew Henry

CAPÍTULO XIV V. 1. La mujer que no teme a Dios, que es soberbia y dispendiosa, y se da a la comodidad, ciertamente arruinará a su familia, como si derribara su casa. V. 2. Aquí la gracia y el pecado están con sus verdaderos colores. Quienes desprecian los preceptos y promesas de Dios, desprecian a Dios y todo su poder y misericordia. V. 3. El orgullo crece de la raíz de rencor que hay en el corazón. La raíz debe ser arrancada o no podemos vencer esta rama. Las palabras prudentes de los...
Ver Mas

El discernimiento Espiritual Proverbios 2:1-7 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

En algún momento, todos nos hemos sentido confundidos, indecisos o desorientados. Podemos vivir victoriosa y confiadamente solo cuando tenemos la capacidad de ver la vida desde la perspectiva de Dios. Necesitamos su ayuda para poder distinguir entre el bien y el mal, lo bueno y lo mejor, y la verdad y la mentira.Cada día tomamos decisiones, algunas triviales y otras importantes. El Señor no quiere que nos formemos juicios basándonos en simples apariencias o en el limitado razonamiento humano. Di...
Ver Mas

PASAJE BIBLICO

Proverbios 14
14:3 En la boca del necio está la vara de la soberbia; Mas los labios de los sabios los guardarán.

SIGUENOS EN REDES SOCIALES