Comentario de Matthew Henry | Santiago 4:1-10 | 0 | 12126
Calificar

Comentario Santiago 4:1-10. Advertencias contra el amor de este mundo, que es enemistad con Dios. - Santiago 4:1-10

Estudio Biblico

Vv. 1–10. Puesto que todas las guerras y peleas vienen de las corrupciones de nuestros propios
corazones, bueno es mortificar las concupiscencias que luchan en los miembros. Las
concupiscencias mundanas y carnales son males que no permiten el contento ni la satisfacción. Los
deseos y los afectos pecaminosos impiden la oración y la obra de nuestros deseos para con Dios.
Pongámonos en guardia para no abusar o usar mal por la disposición del corazón, las misericordias
recibidas cuando se conceden las oraciones. —Cuando los hombres piden prosperidad a Dios, suelen
pedir con malas miras e intenciones. Si así buscamos las cosas de este mundo, es justo que Dios las
niegue. Los deseos incrédulos y fríos oran negaciones; podemos tener toda la seguridad de que
nuestras oraciones volverán vacías cuando responde al lenguaje de las concupiscencias más que al
lenguaje de las virtudes. —He aquí una clara advertencia a evitar todas las amistades criminales con
este mundo. La orientación del mundo es enemistad contra Dios. Un enemigo puede ser
reconciliado, pero nunca la ‘enemistad’. El hombre puede tener una porción grande de cosas de esta
vida y ser, no obstante, mantenido en el amor de Dios, pero el que pone su corazón en el mundo, al
que se conformará en vez de soltar su amistad, es un enemigo para Dios. Así, pues, cualquiera que
resuelva en todos los hechos estar en buenos términos con el mundo, debe ser enemigo de Dios.
Entonces, los judíos o los profesantes relajados del cristianismo, ¿piensan que la Escritura habla en
vano contra esta orientación al mundo? O ¿el Espíritu Santo que habita en todos los cristianos o en la
nueva naturaleza que Él crea, producen esa clase de fruto? —La corrupción natural se muestra
envidiando. El espíritu del mundo nos enseña a acumular, a apilar para nosotros conforme a nuestras
propias fantasías; Dios Espíritu Santo nos enseña a estar dispuestos a hacer el bien a todos los que
nos rodean, según podamos. La gracia de Dios corregirá y curará nuestro espíritu natural; y donde Él
da gracia, da otro espíritu que no es el del mundo. —El orgulloso resiste a Dios; en su entendimiento
resisten las verdades de Dios; en su voluntad resisten las leyes de Dios; en sus pasiones resisten la
providencia de Dios; por tanto, no es raro que Dios resista al soberbio. ¡Qué desgraciado el estado de
los que hacen de Dios su enemigo! Dios dará más gracia al humilde porque ellos ven su necesidad de
ella, oran por ella, son agradecidos de ella, y ellos la tendrán. —Someteos a Dios, versículo 7.
Somete tu entendimiento a la verdad de Dios; somete tu voluntad a la voluntad de su precepto, la
voluntad de su providencia. Someteos vosotros mismos a Dios, porque Él está dispuesto a hacerles el
bien. Si nos rendimos a las tentaciones, el diablo nos seguirá continuamente, pero si nos ponemos
toda la armadura de Dios, y le resistimos, nos dejará. Entonces, sométanse a Dios los pecadores y
busquen su gracia y favor resistiendo al diablo. Todo pecado debe lamentarse; aquí con tristeza
santa; en el más allá, con miseria eterna. El Señor no le negará el consuelo al que lamenta
verdaderamente el pecado, y exaltará al que se humille ante Él.

TE PUEDE INTERESAR

El valor del discernimiento Proverbios 2:1-11 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

Si usted hiciera una lista de las cosas que más quiere en la vida, ¿sería un espíritu de discernimiento una de ellas? El Señor da un gran valor a este atributo, y quiere que todos lo tengamos. Si no lo tenemos, tomaremos decisiones equivocadas. El discernimiento es la capacidad de darse cuenta de lo que no es obvio o evidente. Por ejemplo, ¿puede usted señalar la diferencia entre legalismo y libertad? Dios nos llama a vivir de acuerdo con nuestras convicciones personales, pero no todas ellas son...
Ver Mas

Comentario Proverbios 2:1-9 Promesas para los que buscan sabiduría. Proverbios 2:1-9 Comentario de Matthew Henry

Vv. 1—9. Quienes buscan fervorosamente la sabiduría celestial nunca se quejarán de haber perdido su esfuerzo; la libertad del don no elimina la necesidad de nuestra diligencia, Juan vi, 27. —Buscad y hallaréis; pedid y se os dará. Obsérvese a los que así son favorecidos. Ellos son los justos, en quienes es renovada la imagen de Dios que consiste en justicia. Si dependemos de Dios y vamos en pos de la sabiduría, Él nos capacitará para guardar las sendas del juicio.
Ver Mas

Feliz día de la Dependencia Santiago 4:7-10 OFICIAL SOCIBIBLIA

La mayoría de los países tienen un día que llaman Día de la Independencia. Lo festejan de distintas maneras, pero casi todas con desfiles, fuegos artificiales, enarbolando la bandera, escuchando discursos y cantando cantos patrióticos. Es un reconocimiento a la fecha cuando una nación adoptó su Declaración de Independencia, anunciando su liberación de sus ataduras a otra nación.Pero, ¿sabes que hay algo todavía mejor que ser independiente? Es ser dependiente de Dios.Es muy probable que nunca se ...
Ver Mas

La envidia: el enemigo interior Santiago 4:1-3 Pas. Julian Alvarez

La mayoría de nosotros piensa en la envidia y decimos: “no es mi problema” PERO, cuando alguien cercano a nosotros es promovido por encima de nosotros o prospera más, comenzamos a luchar con ciertas emociones difíciles de controlar. Se requiere de mucho valor para reconocer que tenemos problemas con la envidia.Lo primero que tenemos que hacer para ser libres de la envidia es reconocer que en nuestro corazón existe este mal. esto es innato en la naturaleza humana y todos hemos tenido qu...
Ver Mas

Una vida de entrega Santiago 4:7-10 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

Santiago 4.7-10Una de las cosas que nos resulta más difícil de soportar, es no tener control sobre nuestras propias circunstancias. Pero, como cristianos, así es justo como estamos llamados a vivir. Cristo lo dejó muy claro cuando dijo que debemos negarnos a nosotros mismos y perder nuestra vida por Él (Lc 9.23, 24). Él es ahora nuestro Amo y Señor, y ya no tenemos derecho a gobernarnos a nosotros mismos.No obstante, no tenemos motivos para temer porque Dios es un gobernante bueno, sabio y amoro...
Ver Mas

Purifique su corazón - Reflexión Santiago 4:7-10 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

Una vez que hemos recibido a Jesucristo como nuestro Salvador personal, estamos limpios ante sus ojos. Pero eso no significa que nunca más volveremos a pecar (Jn 13.9, 10). Mientras vivamos en este mundo, seguiremos actuando en la carne; a veces pensando mal de otros, haciendo comentarios hirientes y actuando de manera inapropiada. Por eso es importante la limpieza constante del pecado.Santiago nos ofrece un método para purificar nuestros corazones. Cuando resistimos al diablo, nos arrepentimos ...
Ver Mas

La envidia: un enemigo silencioso Santiago 4:1-3 Pastor Julian Alvarez

La mayoría de nosotros piensa en la envidia y decimos: “no es mi problema” pero, cuando alguien cercano a nosotros es promovido por encima de nosotros o prospera más, comenzamos a luchar con ciertas emociones difíciles de controlar. Por lo que se requiere de mucho valor para reconocer que tenemos problemas con la envidia. Proverbios 27: 4 hace una comparación entre: la ira, el enojo y la envidia y dice que la envidia es peor. ¿Por qué? Porque la envidia es una de las armas más subestimadas en e...
Ver Mas

El discernimiento Espiritual Proverbios 2:1-7 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

En algún momento, todos nos hemos sentido confundidos, indecisos o desorientados. Podemos vivir victoriosa y confiadamente solo cuando tenemos la capacidad de ver la vida desde la perspectiva de Dios. Necesitamos su ayuda para poder distinguir entre el bien y el mal, lo bueno y lo mejor, y la verdad y la mentira.Cada día tomamos decisiones, algunas triviales y otras importantes. El Señor no quiere que nos formemos juicios basándonos en simples apariencias o en el limitado razonamiento humano. Di...
Ver Mas

El lamento bíblico es mejor que los trofeos gratuitos Santiago 4:8-10 Coalición TGC

Vivimos en la generación de los “trofeos por participación”. Me di cuenta de esto desde que mis hijos comenzaron en la escuela primaria. Al finalizar el curso, las maestras debían entregar al menos un certificado a cada alumno de su clase. Como es lógico, algunos certificados no necesitan pensarse dos veces porque siempre hay un niño superavanzado en lectura o matemáticas. También siempre hay algún estudiante que sobresale por su disposición a ayudar a los demás o por su puntualidad. Sin embargo...
Ver Mas

ACERQUESE A DIOS Santiago 4:6-10 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

“Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros”. ¡Esa es una promesa maravillosa! Si venimos a Él sumidos, arrepentidos y humillados, Él actúa de inmediato con su perdón, su amor y su aceptación. No hay espacio para la autosuficiencia en esta relación. Solo en la humildad de la impotencia descubrimos la suficiencia de su presencia.A primera vista, puede parecer que somos nosotros los que iniciamos esta relación, pero en realidad es Dios quien ha tomado la iniciativa; simplemente estamos respondie...
Ver Mas

¿porque no recibimos lo que pedimos? Santiago 4:1-3 Pas. Julian Alvarez

El pasaje de hoy nos presenta la respuesta a la pregunta, ¿porque muchas veces no recibimos lo que pedimos? ¿porque muchas de nuestras oraciones parecieran que no tuvieran efecto? y básicamente radica a dos cosas: no pedir y pedir mal. El vs 2 en otra versión dice: 2 Desean lo que no tienen, entonces traman y hasta matan para conseguirlo. Envidian lo que otros tienen, pero no pueden obtenerlo, por eso luchan y les hacen la guerra para quitárselo. Sin embargo, no tienen lo que desean po...
Ver Mas

PASAJE BIBLICO

Santiago 4
4:1 ¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros?

4:2 Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís.

4:3 Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.

4:4 ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

4:5 ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?

4:6 Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.

4:7 Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.

4:8 Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.

4:9 Afligíos, y lamentad, y llorad. Vuestra risa se convierta en lloro, y vuestro gozo en tristeza.

4:10 Humillaos delante del Señor, y él os exaltará.

SIGUENOS EN REDES SOCIALES