Coalición TGC | Santiago 1:19-20 | 0 | 70
Calificar

5 advertencias sobre tu forma de hablar en las redes sociales - Santiago 1:19-20

Estudio Biblico


JEFF ROBINSON

El Servicio Meteorológico Nacional tiene una designación poco utilizada para situaciones en las que es posible que se produzcan tornados fuertes y violentos de larga trayectoria, o tormentas eléctricas extremadamente severas: Situación Especialmente Peligrosa (SEP). Que yo recuerde, solo he oído declarar la SEP alrededor de tres o cuatro veces en la última década. En cada ocasión, hubo un brote grave de tornados en el Medio Oeste o en el Sur profundo de los Estados Unidos.

Quiero hacer una advertencia tipo SEP para una forma particular de comunicación que es relativamente nueva pero muy popular: las redes sociales. Por ejemplo, ¿cuántos de nosotros publicamos cosas en Facebook que nos hacen quedar mal? ¿Es nuestra vida realmente tan rica, alegre y satisfactoria como sugerimos? ¿Realmente pasamos la mayor parte del tiempo en la playa o disfrutando de una carcajada con nuestros hijos, que se portan bien y tienen el mejor desempeño? ¿Esas imágenes están diciendo toda la verdad sobre nosotros?

Por eso creo que debemos emitir una advertencia de SEP y tener especial cuidado con nuestras palabras al comunicarnos en cualquier lugar de Internet.

1. La opinión polémica no siempre es sabia
Tal vez sería más preciso decir que la opinión polémica en caliente casi nunca es una opinión humilde y sabia. Solo tengo pruebas circunstanciales (aunque muchas) para respaldar esta afirmación. Las noticias de última hora son necesarias para periódicos y revistas y para encontrarlas es que más uso Twitter. Pero no siempre es necesario que demos inmediatamente nuestra opinión, especialmente respondiendo a la controversia. Los pensamientos necesitan tiempo para madurar, las palabras necesitan tiempo para ser cuidadosamente elaboradas, las ideas y los puntos de vista necesitan un estudio cuidadoso y un escrutinio minucioso. Todo esto requiere paciencia, lo contrario a la repentina opinión polémica.

¿Cuántas veces reaccionamos de forma exagerada ante algo que agita nuestras emociones, y al día siguiente nos arrepentimos de cómo hemos respondido o damos gracias por no haberlo hecho? En mi caso, son nueve de cada diez veces. Necesitamos ser «prontos para oír, tardos para hablar» (Stg 1:19). Como dice el proverbio popular al que se atribuyen varias cosas: «Más vale callar y que te tomen por necio que abrir la boca y despejar toda duda».

2. Los editores existen por una (buena) razón
Sé que suena pretencioso, ya que durante mucho tiempo me he ganado la vida como editor. Es cierto, Salomón no tenía en mente a los editores cuando escribió Proverbios, pero creo que este principio se aplica: «Donde no hay buen consejo, el pueblo cae, pero en la abundancia de consejeros está la victoria» (Pr 11:14). Cuidado con los usuarios de las redes sociales que se sienten incómodos cuando otros leen y opinan o revisan sus mensajes antes de publicarlos. A menos que la busquemos, no habrá rendición de cuentas por lo que decimos a los demás en Twitter, Facebook o blogs.

Una de las cosas que hace que la comunicación escrita sea superior cuando aparece en libros, periódicos o revistas de gran difusión es que los artículos e incluso las columnas de opinión suelen haber pasado por varios canales de edición y comprobación de hechos y fuentes bastante rigurosos. Después de mis casi tres décadas como periodista y editor, esta es probablemente la principal razón por la que dudo en utilizar Twitter o Facebook. Como escritor, necesito un editor. Como pecador, necesito rendir cuentas.

3. Las palabras escritas tienen una vida más larga
Esto es cierto por la sencilla razón de que las palabras escritas están siempre y para siempre «allá afuera».

Un amigo pastor envió una vez un tuit brusco y desacertado en respuesta a un mensaje sarcástico dirigido a uno de sus amigos. Después de repensar sus palabras durante cinco minutos, borró el tuit. El destinatario original había tomado nota y lo había guardado. Para esta reconciliación fueron necesarias llamadas telefónicas y una serie de largas conversaciones.

4. Las redes sociales recompensan al agente provocador
Las redes sociales tienden a atraer y premiar a los extremos. ¿Cómo puedes ganar 500 me gusta o 10 000 seguidores? Probablemente no lo lograrás publicando versículos de la Biblia o sabiduría puritana. Los seguidores se ganan con provocación y las opiniones extremas atraen muchos «me gusta». Los miembros de los extremos dentro de cada grupo tienden a gritar más fuerte, a ganar la mayor atención y a ser la proverbial rueda que rechina.

Las redes sociales dan mucho juego a los extremistas y a sus opiniones porque ganan el mayor número de oyentes y se ganan el mayor número de enemigos. No es el lugar adecuado para un debate serio y fructífero y para discutir cuestiones complejas que exigen matices cuidadosos. Las redes sociales también manipulan nuestro deseo de aprobación. Cuantos más seguidores y comentarios apoyen nuestra causa y nos den una palmadita en la espalda, menos probable será que reflexionemos críticamente o recibamos una corrección sobre lo que hemos dicho. Es más probable que redoblemos la apuesta porque queremos que el coro de aprobación sea mayor y más ruidoso.

En un contexto cristiano, yo diría que cuanto más maduro es un creyente, menos probable es que sea un provocador.

Con esto en mente, las palabras de mi amigo Matt Smethurst en Twitter deberían informarnos: «Un cristiano inmaduro es difícil de complacer y fácil de ofender». ¿Por qué los cristianos maduros pasan tanto tiempo en las redes sociales? No puedo dar una respuesta objetiva, pero vale la pena reflexionar. Es algo que me he preguntado principalmente sobre mí mismo al pensar cómo debería regular mi tiempo en Internet.

5. La mayoría de las personas no están en Twitter
Hay 7 000 millones de personas en el mundo, pero solo 126 millones de usuarios diarios en Twitter. Esas veinticinco respuestas airadas a tu tuit sobre la justicia social, la teología del libre albedrío o las muchas discusiones partidistas son realmente insignificantes, a pesar de lo que puedas pensar.

Conseguir, digamos, 300 comentarios en Twitter o 400 likes en Facebook no significa que una gran nube de testigos se haya reunido en torno a ti o a tu tema favorito. Mientras tú estás debatiendo sobre el número de ángeles que pueden bailar en la cabeza de un alfiler o si Adán tenía ombligo, la mayoría de nosotros estamos trabajando, pasando tiempo con la familia, los amigos o los miembros de la iglesia. Estamos en el campo de golf, en el estadio, de excursión en la montaña o descansando en la playa.

Dos de los debates teológicos más terribles que he presenciado en Twitter en los últimos años tenían que ver con la Trinidad y la justicia social. Esos debates fueron intensos para algunos de nosotros, pero solo para unos pocos. Debemos tenerlo en cuenta. Mi congregación apenas notó ninguno de los dos debates y estoy seguro de que las buenas personas de mi iglesia son bastante comunes.

¿Podemos darle un uso fructífero?
Creo que los cristianos pueden utilizar las redes sociales con buenos propósitos. Son excelentes para recomendar buenos libros y compartir pasajes bíblicos. Es fácil ponerse en contacto con otras personas. Sin embargo, los cristianos deben usar las redes sociales con gran cuidado.

Ten en cuenta las palabras de Jesús: «Pero Yo les digo que de toda palabra vana que hablen los hombres, darán cuenta de ella en el día del juicio. Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado» (Mt 12:36-37).

Tendemos a pensar solo en las palabras que salen de nuestra boca. Pero parece seguro asumir que nuestro Señor también diría que daremos cuenta de cada palabra descuidada que escribimos, tuiteamos, enviamos por mensaje de texto o por correo electrónico. Por lo tanto, redoblemos el amor a nuestro prójimo en cada medio de comunicación electrónico e impreso. Tenemos que ser lentos para hablar, para escribir y prontos para oír.

TE PUEDE INTERESAR

El valor del discernimiento Proverbios 2:1-11 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

Si usted hiciera una lista de las cosas que más quiere en la vida, ¿sería un espíritu de discernimiento una de ellas? El Señor da un gran valor a este atributo, y quiere que todos lo tengamos. Si no lo tenemos, tomaremos decisiones equivocadas. El discernimiento es la capacidad de darse cuenta de lo que no es obvio o evidente. Por ejemplo, ¿puede usted señalar la diferencia entre legalismo y libertad? Dios nos llama a vivir de acuerdo con nuestras convicciones personales, pero no todas ellas son...
Ver Mas

Comentario Proverbios 2:1-9 Promesas para los que buscan sabiduría. Proverbios 2:1-9 Comentario de Matthew Henry

Vv. 1—9. Quienes buscan fervorosamente la sabiduría celestial nunca se quejarán de haber perdido su esfuerzo; la libertad del don no elimina la necesidad de nuestra diligencia, Juan vi, 27. —Buscad y hallaréis; pedid y se os dará. Obsérvese a los que así son favorecidos. Ellos son los justos, en quienes es renovada la imagen de Dios que consiste en justicia. Si dependemos de Dios y vamos en pos de la sabiduría, Él nos capacitará para guardar las sendas del juicio.
Ver Mas

La ira injusta Santiago 1:19-21 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

Santiago 1.19-21La ira es una emoción poderosa que a menudo causa un gran daño. Alimenta el resentimiento y la amargura, bloquea la comunicación y destruye las relaciones. Si no se controla, se convierte en una furia explosiva que daña no solo al objetivo previsto, sino también a otros.Aunque a menudo tratamos de justificar nuestra ira, rara vez puede calificarse de justa. Rara vez nos ofendemos por la honra de Dios. Nuestros motivos suelen nacer de estar a la defensiva, de los deseos frustrados...
Ver Mas

Al sentirnos tentados a darnos por vencidos Santiago 1:2-2:12 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

¿Alguna vez ha pensado: “Ya no puedo más” o “Me rindo”? Estas frases tienen el poder de cambiar el rumbo de nuestra vida. Veamos tres factores que pueden causar tales sentimientos:SATANÁS Y SUS ÁNGELES. Por culpa de ellos, podemos sentirnos tentados a dejar de esperar en Dios y buscar nuestra propia salida. El enemigo puede tratar de desviar nuestro enfoque del Señor Jesús hacia nuestras emociones negativas. Si puede hacernos sentir impotentes y sin esperanza, entonces logra desviar nuestra aten...
Ver Mas

Sé pronto para oír Santiago 1:19 OFICIAL SOCIBIBLIA

Se ha dicho que, o la Palabra de Dios te aleja del pecado o el pecado te aleja de la Palabra de Dios. Aparentemente algunos de los lectores de Santiago estaban permitiendo que el pecado les impidiera recibir la Palabra como debieran. Dios les estaba permitiendo experimentar diversas pruebas para que su gozo y su resistencia espiritual aumentaran, pero carecían de sabiduría y caían en tentación y pecado, Santiago les llamó de nuevo a la Palabra y a una perspectiva divina en sus circunstancias.San...
Ver Mas

Sé tardo para hablar Santiago 1:19 OFICIAL SOCIBIBLIA

Se dice que cuando el reformador escocés John Knox fue llamado a predicar, derramó muchas lágrimas y se retiró a la intimidad de su habitación. Estaba afligido y enormemente preocupado ante la perspectiva de tan asombrosa responsabilidad. Sólo la gracia irresistible del Espíritu Santo mismo permitió que Knox cumpliera con su llamado.John Knox comprendió la importancia de ser tardo para hablar. Él sabía que Dios hace a los maestros de la Palabra responsables por lo que dicen y dispensará un juici...
Ver Mas

Sé tardo para airarte Santiago 1:19-20 OFICIAL SOCIBIBLIA

¿Alguna vez has comenzado a leer tu Biblia pensando que todo estaba bien entre tú y el Señor, sólo para que la Palabra repentinamente cortara profundo en tu alma exponiendo algún pecado que habías descuidado o tratado de esconder? Eso pasa comúnmente porque Dios busca depurar el pecado de Sus hijos. El Espíritu Santo usa la Palabra para penetrar en los  recovecos ocultos del corazón para hacer Su obra de convicción y de purificación. Como respondas a ese proceso es un indicador de la autent...
Ver Mas

Fórmula para el crecimiento personal Santiago 1:19-25 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

    Santiago 1.19-25   La diferencia entre escuchar y hacer parece bastante obvia y, sin embargo, muchas personas no reconocen que no son lo mismo, o el hecho de que ambas deberían estar más relacionadas. Por ejemplo, la relación entre padres e hijos. Los padres dan instrucciones y esperan que sus hijos las cumplan. Sin embargo, todos sabemos que esas instrucciones a menudo no se escuchan o se ignoran.   Piense en cómo se aplica esto a lo que nuestro Padre celestial n...
Ver Mas

Comentario Santiago 1:19-21. El deber de vigilar contra el temperamento Santiago 1:19-21 Comentario de Matthew Henry

Vv. 19-21. En lugar de culpar a Dios cuando estamos sometidos a pruebas, abramos nuestrosoídos y corazones para aprender lo que nos enseña por ellas. Si los hombres desean gobernar suslenguas, deben gobernar sus pasiones. Lo peor que podemos aportar a cualquier disputa es la ira. —He aquí una exhortación a separar y echar como ropa sucia todas las prácticas pecaminosas. Estodebe alcanzar a los pecados del pensamiento y del afecto, y a los pecados del hablar y del hacer; atoda cosa corrupta y pec...
Ver Mas

¿Cómo lograr una buena comunicación en el matrimonio? Santiago 1:19-0 CRIANDO EN EL TEMOR DE DIOS

Una buena comunicación ayuda a fortalecer el vinculo matrimonial , sin embargo una pobre comunicación es la fuente de muchos problemas en la relación, puede manifestarse cuando uno de los cónyuges oculta sus sentimientos , cuando actúa de forma agresiva o al defensiva, mientras que una comunicación pro-activa ocurre cuando usted intencionalmente busca conocer a su cónyuge y que él o ella le conozca a usted.  Para ello siga estas recomendaciones :1. Atención Cuando su cónyuge quiera est...
Ver Mas

No todo es enojo. Conozca el nombre de lo que esta sintiendo en medio de un desacuerdo. Santiago 1:19-0 CRIANDO EN EL TEMOR DE DIOS

Muchas son las ocasiones donde no sabemos lo que sentimos, y terminamos asumiendo un sentimiento equivocado,  se conocen mas de 400 emociones en el ser humano , sin embargo si tomamos lápiz y papel para hacer una lista de las emociones , recordaríamos unas 20 aproximadamente, por ejemplo creemos que todas las buenas noticias nos hacen sentir felices, pero también nos pueden producir alivio, comodidad, dignidad, empoderamiento, jubilo, euforia, motivación , plenitud, entre otras. Sucede...
Ver Mas

El discernimiento Espiritual Proverbios 2:1-7 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

En algún momento, todos nos hemos sentido confundidos, indecisos o desorientados. Podemos vivir victoriosa y confiadamente solo cuando tenemos la capacidad de ver la vida desde la perspectiva de Dios. Necesitamos su ayuda para poder distinguir entre el bien y el mal, lo bueno y lo mejor, y la verdad y la mentira.Cada día tomamos decisiones, algunas triviales y otras importantes. El Señor no quiere que nos formemos juicios basándonos en simples apariencias o en el limitado razonamiento humano. Di...
Ver Mas

Para una buena convivencia Santiago 1:19 CRIANDO EN EL TEMOR DE DIOS

Una de las razones mas frecuentes para tener un desacuerdo y en algunos casos tener un divorcio, es una mala comunicación.  Suponer lo que el otro piensa o siente, decirlo en el momento del día inapropiado, en un lugar inoportuno, con  un ambiente inadecuado, puede ser la receta para un detonador en discusión para su matrimonio, entonces esforzarse por conocer a su pareja para comunicarse mejor es el trabajo a desarrollar durante los próximos años. Entender que los hombres y las m...
Ver Mas

Comunicandonos de manera empatica Santiago 1:19 Pas. Julian Alvarez

La comunicación es vital en las relaciones, si pensamos crecer como familia necesitamos crecer en comunicación efectiva. ¿Qué es la comunicación? La comunicación es un proceso de intercambio de experiencias por la cual establecemos relaciones entre nosotros, a su vez, la comunicación involucra emociones y sentimientos.¿Cómo establecer una comunicación efectiva en la familia? 5 principios:1. La principal comunicación es Dios-Hombre. Sino aprendemos a hablar y a escuchar a...
Ver Mas

La bendición del que escucha Santiago 1:19-20 Pastor Julian Alvarez

En nuestra reflexión de hoy, el Apóstol Santiago nos regala 3 importantes consejos para gozar de sanas relaciones con los demás:       ·   Debemos ser rápidos para escuchar.       ·   Lentos para hablar.       ·  Y lentos para enojarnos. Por regla general, siempre nos enojamos primero, luego hablamos y por ultimo escuchamos. ¿Pueden notar la manera equivocada en cómo reaccionamos? No todas las personas pos...
Ver Mas

PASAJE BIBLICO

Santiago 1
1:19 Por esto, mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse;

1:20 porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios.

SIGUENOS EN REDES SOCIALES