Coalición TGC | Proverbios 9:7-10 | 0 | 264
Calificar

Lo que necesitas para ser sabio | Reflexión - Proverbios 9:7-10

Estudio Biblico



JOSÉ «PEPE» MENDOZA

(Proverbios 9:7-10).
«El que instruye al insolente, atrae sobre sí deshonra,
Y el que reprende al impío recibe insultos.
No reprendas al insolente, para que no te aborrezca;
Reprende al sabio, y te amará.
Da instrucción al sabio, y será aún más sabio,
Enseña al justo, y aumentará su saber.
El principio de la sabiduría es el temor del Señor,
Y el conocimiento del Santo es inteligencia»

Obtener una «educación» no es algo optativo, sino imprescindible y necesario. Todo lo que recibimos durante los años escolares y universitarios nos capacitan no solo para trabajar en algo productivo y «ganarnos» la vida, sino también para movernos con libertad, seguridad y orden en la sociedad contemporánea.

Estar educado es tan «normal», que ya no somos muy conscientes del inmenso drama del analfabetismo y sus terribles consecuencias en la vida diaria. Algo tan común como saber leer, escribir y poder realizar operaciones matemáticas básicas no son habilidades con las que nacemos. En cambio, son aprendidas para nuestro beneficio desde la infancia y sobre ellas vamos acumulando los conocimientos y habilidades que, con los años, nos convertirán en personas sofisticadas y útiles para nuestra comunidad.

Así como se pasa de la ignorancia al conocimiento a través de la educación gradual, también podríamos pensar que lo mismo sucede con el paso de la necedad a la sabiduría. Podemos ilustrarlo como una línea recta en cuyos extremos está la necedad categórica y en el otro extremo la sabiduría absoluta. Así como una niña pequeña va aprendiendo las vocales, el alfabeto, las sílabas y las palabras, así un necio podría ir escalando la escala negativa y pasar de muy necio a menos necio, y de allí pasar a una escala positiva de poco sabio a cada vez más sabio. Suena bastante viable e interesante, ¿cierto? Lo siento, pero lamento informarte que así no funciona el paso de la necedad a la sabiduría.

Si lees con atención el texto del encabezado, podrás notar que el maestro de sabiduría dice que no hay remedio para el «insolente» ni para el «impío». Por el contrario, tratar de instruir a ese tipo de necios solo puede producir «deshonra», «insultos» y «aborrecimiento». Parece que la necedad no tuviera escapatoria y que la instrucción y la reprensión no pueden transformar un corazón necio. Entonces, ¿qué hacemos?

El maestro de sabiduría no nos deja con la desazón de saber que no hay esperanza para el necio. Por el contrario, sí se nos plantea un punto de partida preciso para la sabiduría, pero no empieza con instrucción, sino con devoción: «El principio de la sabiduría es el temor del Señor».

Mucho se ha discutido con respecto a la palabra «temor» y su significado particular en este caso. Algunos lo consideran como miedo, recelo o aprensión ante un Dios cuya trascendencia nos causa zozobra y resquemor. Sin embargo, el «temor del Señor» no tiene que ver con miedo o recelo ansioso, sino con un respeto inmenso ante el Dios Creador, Soberano sobre el universo y tres veces santo. 

Todo esto nos puede parecer muy lejano porque, para poder empezar a ser sabio, para ubicarnos en el punto de partida y el principio de la sabiduría, es necesario que ese Dios todopoderoso y trascendente se manifieste en tu vida y se dé a conocer. Cuando eso suceda, Él hará que toda tu necedad sea expuesta ante la luz de su santidad y tu corazón sea llevado al arrepentimiento.

Solo podremos empezar el camino de la sabiduría cuando el Señor cambie nuestro corazón, cuando hayamos pasado de muerte a vida y seamos hechos nuevas criaturas al recibir el beneficio anunciado en el evangelio de la obra de Jesucristo a nuestro favor, el poder de su resurrección y la guía del Espíritu Santo.

Nadie podrá vivir una vida buena sin nacer de nuevo. Nadie podrá ser sabio sin antes haberse arrepentido de su necedad y tener un corazón regenerado y lleno de asombro y respeto por Dios su Salvador. El progreso de la necedad a la sabiduría no se trata, entonces, de una línea recta, sino de un quiebre, de un abandono del camino de la necedad que va a la muerte para darse vuelta y seguir otro camino muy distinto: el de la verdad y la vida que es nuestro Señor Jesucristo. Desde allí, como dice el maestro de sabiduría, la instrucción hará efecto porque nos hará más sabios y la enseñanza aumentará nuestro saber porque «el conocimiento del Santo es inteligencia».

TE PUEDE INTERESAR

El valor del discernimiento Proverbios 2:1-11 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

Si usted hiciera una lista de las cosas que más quiere en la vida, ¿sería un espíritu de discernimiento una de ellas? El Señor da un gran valor a este atributo, y quiere que todos lo tengamos. Si no lo tenemos, tomaremos decisiones equivocadas. El discernimiento es la capacidad de darse cuenta de lo que no es obvio o evidente. Por ejemplo, ¿puede usted señalar la diferencia entre legalismo y libertad? Dios nos llama a vivir de acuerdo con nuestras convicciones personales, pero no todas ellas son...
Ver Mas

Comentario Proverbios 2:1-9 Promesas para los que buscan sabiduría. Proverbios 2:1-9 Comentario de Matthew Henry

Vv. 1—9. Quienes buscan fervorosamente la sabiduría celestial nunca se quejarán de haber perdido su esfuerzo; la libertad del don no elimina la necesidad de nuestra diligencia, Juan vi, 27. —Buscad y hallaréis; pedid y se os dará. Obsérvese a los que así son favorecidos. Ellos son los justos, en quienes es renovada la imagen de Dios que consiste en justicia. Si dependemos de Dios y vamos en pos de la sabiduría, Él nos capacitará para guardar las sendas del juicio.
Ver Mas

ESTUDIO BIBLICO PROVERBIOS Proverbios 1:1-31:31 fabiana velazco


Ver Mas

El fundamento de la sabiduría Proverbios 9:7-12 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

“El temor de Jehová es el principio de la sabiduría” (Pr 9.10). A primera vista, puede ser difícil entender la relación entre estos dos conceptos. ¿Cómo puede el temor a Dios hacernos sabios?Primero, necesitamos entender lo que significa temer al Señor. Este término se usa para referirse al temor reverencial a Dios que nos lleva a reconocerlo como el Soberano del cielo y la Tierra, a someternos a su voluntad, y a andar en obediencia. El resultado de tal respuesta será la obtención...
Ver Mas

Comentario Proverbios 9:1-12 Las invitaciones de la Sabiduría Proverbios 9:1-12 Comentario de Matthew Henry

Vv. 1—12. Cristo ha preparado ordenanzas a las cuales se recibe a su pueblo, y por las cuales aquí se alimentan los que creen en Él, y además reciben mansiones celestiales en el más allá. Los ministros del evangelio siguen invitando a los huéspedes. El llamamiento es general y no excluye a nadie que no se excluya por sí mismo. Nuestro Salvador no vino a llamar a los justos sino a los pecadores; no a los sabios según sus propios ojos, que dicen que ven. Debemos evitar la compañía y los placeres n...
Ver Mas

El discernimiento Espiritual Proverbios 2:1-7 Pastor Charles Stanley Encontacto.org

En algún momento, todos nos hemos sentido confundidos, indecisos o desorientados. Podemos vivir victoriosa y confiadamente solo cuando tenemos la capacidad de ver la vida desde la perspectiva de Dios. Necesitamos su ayuda para poder distinguir entre el bien y el mal, lo bueno y lo mejor, y la verdad y la mentira.Cada día tomamos decisiones, algunas triviales y otras importantes. El Señor no quiere que nos formemos juicios basándonos en simples apariencias o en el limitado razonamiento humano. Di...
Ver Mas

¿Cómo obtener la sabiduría? Proverbios 9:1-10 Pastor Julian Alvarez

El proverbista nos hace una invitación a todo el mundo a venir y deleitarnos con el banquete de la sabiduría. Aunque es gratuita, no es para desperdiciarla, ni tampoco todo el mundo la recibe. Por otra parte, la sabiduría es un regalo de Dios. Prov. 2: 6-7. Sin embargo, el hombre, tiene que hacer su parte. Tiene que hacerse discípulo de la sabiduría buscándola como quien busca el dinero, escuchando atentamente la instrucción, entonces hallará la sabiduría. El primer paso para hallar la sabid...
Ver Mas

Lo que necesitas para ser sabio Proverbios 9:7-12 Coalición TGC

7 El que reprende a un burlón recibirá un insulto a cambio;    el que corrige al perverso saldrá herido.8 Por lo tanto, no te molestes en corregir a los burlones;    solo ganarás su odio.En cambio, corrige a los sabios    y te amarán.9 Instruye a los sabios,    y se volverán aún más sabios.Enseña a los justos,    y aprenderán aún más.10 El temor del Señor es la base de la sabiduría.    Conocer al Santo da por resultado el buen juicio.11...
Ver Mas

PASAJE BIBLICO

Proverbios 9
9:7 El que corrige al escarnecedor, se acarrea afrenta; El que reprende al impío, se atrae mancha.

9:8 No reprendas al escarnecedor, para que no te aborrezca; Corrige al sabio, y te amará.

9:9 Da al sabio, y será más sabio; Enseña al justo, y aumentará su saber.

9:10 El temor de Jehová es el principio de la sabiduría,Y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia.

SIGUENOS EN REDES SOCIALES